Métodos de impermeabilización de azoteas

En los últimos años los balcones y azoteas han recuperado su protagonismo. Ya sea en hoteles con vistas, sofisticados restaurantes o en los propios hogares, estos espacios privados al aire libre son ideales para disfrutar del tiempo libre en el exterior. Incluso si esto no es posible, es necesario aprovecharlos al máximo para albergar las cada vez más complejas instalaciones de los edificios.

Por todo esto, en la actualidad, los métodos de impermeabilización de azoteas son imprescindibles. Solo así se podrá prevenir la aparición de las antiestéticas humedades, evitando también problemas respiratorios para las personas y la degradación paulatina del edificio.

3 métodos para impermeabilizar una azotea

Existen tres métodos para impermeabilizar una azotea con todas las garantías:

✔️ Pintura impermeabilizante: Se aplica directamente sobre la superficie limpia o incluso sobre las baldosas existentes de una terraza. La pintura se introduce en todas las ranuras creando una protección continua e impermeable.

Las más utilizadas son, la pintura de poliuretano líquido y la pintura de caucho. La primera es ideal para balcones y cubiertas transitables, mientras que la segunda se recomienda para la reparación de azoteas poco transitadas.

Ventajas del EPDM

✔️ Tela asfáltica: Son láminas de fieltro compuestas principalmente por betún y que se colocan en tiras a lo largo y ancho de toda la superficie a impermeabilizar. Es uno de los métodos de impermeabilización de azoteas ideales para cubrir grandes superficies con pocas irregularidades.

Los dos tipos de tela asfáltica más conocidos son la lámina de oxiasfalto y la lámina bituminosa de betún modificado. Esta última incorpora unos polímeros que la hacen más resistente a las altas temperaturas.

✔️ Láminas sintéticas: La gran ventaja de las láminas sintéticas es que se adaptan muy bien a todo tipo de superficies e irregularidades, lo que las convierte en uno de los métodos de impermeabilización de azoteas más versátiles.

Las láminas más utilizadas son las compuestas por PVC, muy resistentes a los cambios de temperatura, y las láminas de EPDM, un tipo de caucho elástico muy eficaz como impermeabilizante de cubiertas y azoteas.

Tanto es así que las láminas de EPDM se han convertido en el impermeabilizante más recomendado por los profesionales. Esto es debido a su gran durabilidad, ya que puede alcanzar los 50 años, además de tratarse de un material reciclable y respetuoso con el medio ambiente y de tener un sistema de montaje sencillo y económico.

Especialistas en métodos de impermeabilización de azoteas con EPDM

En Innovaciones Fuerteventura estamos especializados en métodos de impermeabilización de azoteas con láminas de EPDM, un sistema que, como hemos visto, se caracteriza por su larga duración y alta resistencia a la intemperie.

Para más información sobre métodos para impermeabilizar una azotea con todas las garantías de calidad, ¡ponte en contacto con nosotros!

Pide Presupuesto Ahora

Sin comentarios

Añadir un comentario